Back to Top
La Experiencia Que Mereces Integridad • Honestidad • Compromiso

Las consecuencias de inmigración de una condena por drogas

¿Puede un crimen de Drogas en California resultar en la deportación?

La ley 8 USC §1227 (a) (2) (B) (i) y la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) §237 (a) (2)

(B) cualquier extranjero admitido a los EE.UU. que recibe una condena de cualquier sustancia controlada es deportado. Para ser removidos bajo 237 (a) (B) (i) (2), el extranjero debe ser condenado por una violación de sustancia controlada y la sustancia debe estar en la lista Federal de sustancias controladas. Sección 237 (a) (2) (B) (ii) también puede hacer que una persona no ciudadana sea removida si el “extranjero es, o en cualquier momento después de la admisión a los estados Unidos ha sido, un abusador de drogas o adicto ...”

Bajo el artículo 237 (a) (2) (B) (i), un consumidor de drogas o drogadicto puede ser deportado

sin ser condenado. DHS sólo necesita demostrar que la persona era un adicto a las drogas o

adicto a una sustancia de control en cualquier momento después de la admisión. La excepción a

esta ley es si la persona es condenada por una simple ofensa de menos de 30 gramos de

marihuana.

Cuando es acusado por un delito de drogas, el inmigrante y su abogado deben entender las

consecuencias penales y de inmigración como el estatus o su capacidad para permanecer en los

Estados Unidos. Los inmigrantes que están condenados por el tráfico de drogas, la posesión o

posesión de las ventas de metanfetamina, o la cocaína, o simplemente por estar bajo la influencia

de una droga en la lista federal de sustancias de control, será deportado e inadmisible. Esto

significa que al inmigrante puede ser removido de los Estados Unidos sin derecho a regresar

(deportado)

¿Cómo puedo luchar en contra de los procedimientos de deportación?

La única forma de evitar ser inadmisible y / o deportado de los Estados Unidos es agresivamente

negociar el caso y de esta manera no habría culpable por delito de drogas. Si la fiscalía no quiere

negociar podría ser necesario ir a juicio y tratar de ganar el caso. En la oficina de abogados

Rodríguez, tenemos el conocimiento y la experiencia que usted necesita para luchar estos casos

difíciles de ganar.

Representamos clientes acusados de los siguientes crímenes asociados con drogados en San Diego:

  • Posesión para la venta de cocaína o metanfetaminas.
  • Posesión y cultivo de marijuana.
  • Fabricación de drogas.
  • Transporte y tráfico de drogas para la venta
  • Posesión con la intención de distribución.
  • Cargos por prescripción de drogas.
  • Posesión de parafernalia para consumo de drogas
  • Manejar bajo la influencia de las drogas

Deje que nuestro abogado de defensa criminal luche su caso por usted

las condenas por drogas para el acusado inmigrante son graves. DHS usará una condena de drogas para iniciar el proceso de deportación y deportar a los inmigrantes no ciudadanos de los Estados Unidos. Desafortunadamente, un inmigrante condenado por una sustancia de control no es elegible para la fianza. Si usted es arrestado y acusado de violación de una sustancia de control, nuestro abogado de defensa criminal de San Diego poder ayudar.

Tenemos la experiencia para representarlo en la corte criminal y en la corte de inmigración. Para

los inmigrantes que ya se han declarado culpables podrían ser capaces de presentar lo que se llama un Post-Movimiento de alivio de convicción. Si se aprueba, eliminará una condena por drogas de su registro y eliminar la amenaza de deportación si no existen otras cuestiones de inadmisibilidad.

Si ha sido arrestado por un crimen asociado con drogas en San Diego, contáctenos al

(619) 332-1703 y pida una cita gratis hoy mismo.

John R. Rodriguez

Fundador

John R. Rodriguez es un abogado litigante de San Diego con la experiencia que marcará la diferencia en su caso penal o de inmigración. Su experiencia combinada como abogado litigante, y ex oficial de policía e investigador privado culminó en una exitosa carrera legal con un historial comprobado en el que sus clientes pueden confiar.

Comenzó su carrera legal como abogado de defensa criminal defendiendo a los inmigrantes latinos arrestados en comunidades de los condados de Napa, Solano y Contra Costa durante 15 años antes de mudarse al condado de San Diego en 2011.